El informe de la autopsia revela que Verne Troyer, que interpretó a Mini-Me, se habría suicidado

Quizá no lo tengas de nombre, pero si ves a Verne Troyer, lo reconoces inmediatamente. El actor con enanismo saltó a la fama después de interpretar a Mini Me en Austin Powers y, desde entonces, fue contactado para sendos roles. Desgraciadamente, el actor falleció el pasado abril, pero recién ahora se han empezado a revelar los detalles de su causa de deceso. De hecho, su muerte ha sido catalogada como suicidio.


Troyer tuvo una larga y prolífica carrera: además de Austin Powers, Vince apareció en Men in Black, Pánico y Locura en Las Vegas, y Harry Potter y la Piedra Filosofal. Pese al trastorno de crecimiento que lo definió como una de las personas más bajas del mundo, Verne -de 81 centímetros de alto- jamás dejó que su discapacidad se interpusiera en su carrera profesional.

Pero su vida no estuvo exenta de drama. De hecho, Verne era propenso a la depresión y era un confeso alcohólico. Es más, el intérprete de Mini Me sufrió una intoxicación por alcohol a principios de abril, que produjo su muerte tres semanas después. Ese no había sido su primer roce: en 2002 casi muere por su alcoholismo, contra la que luchó por casi dos décadas, y en varias oportunidades fue internado para ser rehabilitado.


Finalmente, el actor falleció a los 49 años este 21 de abril. Verne había consumido aproximadamente tres veces el límite legal de alcohol antes de ser llevado al hospital de urgencia. Poco más de medio año después, el informe arroja que se debería a una “secuela de una intoxicación de alcohol”, básicamente debido al abuso de la ingesta de licor, que, según su familia, fue consecuencia directa de su depresión.


Verne Troyer a lo largo de los años ha luchado y ganado, luchado y luchado un poco más, pero desafortunadamente, esta vez era demasiado. La depresión y el suicidio son problemas muy serios. Nunca se sabe qué tipo de batalla se está librando dentro de uno a lo largo de los años ha luchado y ganado, luchado y luchado un poco más, pero desafortunadamente, esta vez era demasiado. La depresión y el suicidio son problemas muy serios. Nunca se sabe qué tipo de batalla se está librando dentro de uno”, se leía en las redes sociales.



Imagen de portada: Instagram.